Nacionalidades, etnias y cine

Hace ya 6 años desde la polémica #OscarsSoWhite, en la que figuras como Spike Lee y Jada Pinkett, denunciaban que los nominados en las categorías interpretativas de los premios Oscar eran actores y actrices blancos de ascendencia europea.
Hace ya 6 años desde la polémica #OscarsSoWhite, en la que figuras como Spike Lee y Jada Pinkett, denunciaban que los nominados en las categorías interpretativas de los premios Oscar eran actores y actrices blancos de ascendencia europea.

Nos encontramos ante los Oscars más inclusivos de las 93 ediciones de la Academia. 70 mujeres nominadas a lo largo de las 23 categorías, además de la diversidad étnica plasmada en todas las categorías de interpretación. 

Por ese motivo, me propuse analizar qué nacionalidades y etnias tienen más presencia en la industria, así como su evolución en el tiempo. Combinando una base de datos de SensaCine junto con técnicas de Machine Learning, he intentado estudiar y arrojar un poco de luz de la situación actual.

SensaCine es una web española de información y actualidad sobre cine y series. En ella, el usuario puede consultar las fichas de profesionales, su trayectoria así como las películas y series en las que participó. La base de datos recogida consta de más de 320 mil fichas de trabajadores del mundo audiovisual con cerca de 41 mil fichas de películas y 5.5 mil fichas de series. Aunque muchas carecen de la información de la carrera profesional, nos puede dar una idea de qué vemos a través de la pantalla.

¿De dónde procede la principal producción audiovisual que consumimos?

Por lo pronto, uno podría pensar que SensaCine tiene una visión occidental de la producción mundial del cine, ya que si pintamos un mapa con las nacionalidades de los profesionales

vemos que tiene un sesgo occidental que dista bastante de la producción real en el mundo. Los países como China o la India lideran los rankings de creación de largometrajes y, sin embargo, sus intérpretes y resto de profesionales representan un pequeño subconjunto de los datos del portal.

¿Cuál es el elemento principal para que dos profesionales colaboren conjuntamente?

Entre la información recogida en SensaCine se encuentran las colaboraciones entre distintos profesionales, así pues sabemos que Pedro Almodóvar y su hermano Agustín Almodóvar han realizado un total de 19 películas, del mismo modo ocurre entre los hermanos Coen. Partiendo de esta idea, se puede hacer un grafo de 7117 profesionales y cuyos nodos conectados representan profesionales que han trabajado conjuntamente. Cuantas más películas y series hayan colaborado, más próximos se encontrarán en el grafo.

Al dibujarlo, aparece una distribución asimétrica donde los profesionales se concentran unos con otros generando grupos. La pregunta que uno se podría hacer es ¿Qué característica de cada profesional es determinante para posicionarse en un grupo y no otro?

Las hipótesis eran diversas. ¿Será el género, la etnia, la nacionalidad, el trabajo principal de su carrera (guionistas, compositores, productores…), la edad o el género cinematográfico al que se especializa? La respuesta fue rotunda. La nacionalidad.

En el grafo se observa un cluster grande sobre el que orbitan el resto de grupos. Esa comunidad se podría definir por el idioma inglés, ese mismo grupo se descompone por profesionales nacidos en Canadá, Inglaterra e Irlanda y EEUU. Alrededor de este grupo se conectan subgrupos de profesionales de distintos países como España, Francia, Japón u otros. 

A modo de curiosidad, aquellos profesionales de países cuyas carreras se han centrado en Hollywood, como serían Antonio Banderas, Jackie Chan, etc. se encuentran en posiciones intermedias entre el grupo de EEUU y el grupo asociado a su país de origen.

Otra época, otro cine

Desde los inicios del cine hasta finales de los años 70, las películas de indios y vaqueros tuvieron una gran demanda por el público. Años más tarde, otros géneros cinematográficos se impusieron en la gran pantalla dejando el Western arrinconado. Como si de una lección de la historia del cine se tratase, algo similar se aprecia en el grafo.

Aunque la nacionalidad es la variable más determinante para la creación de grupos, dentro de cada uno de ellos, también existe una distribución asimétrica algo más difuminada. 

Pintando cada nodo/profesional por el género cinematográfico principal de su carrera, la Comedia y el Drama, acaparan el 65% de los profesionales, aún así se concentran en regiones concretas del grafo.

En la segunda imagen se muestra el grafo sin los profesionales especializados en Comedia o Drama. Al eliminarlos, grupos donde se concentraban los países satélite, desaparecen. Sólo en EEUU hay suficiente industria como para especializarse y generar una comunidad de un único género como la Animación, la Acción, el Terror, la Aventura o el Western.

Las posiciones de los nodos no son azarosas, por tanto, el hecho de que exista una concentración de profesionales dedicados al género de indios y vaqueros entre EEUU y España invita a pensar a que un gran número de películas del Oeste se rodaron en el sur de la península Ibérica en colaboración de españoles.

¿Cuál es la visibilidad de blancos, negros, indios y otras etnias en la producción audiovisual?

Cerca de 29 mil fichas de profesionales van acompañadas de una fotografía, al pasarle un modelo de Machine Learning para la detección de la etnia en función de su rostro, podemos enriquecer nuestro conjunto de datos y tratar de responder a cuestiones de la representación de las etnias en series y películas. De tal conjunto de datos, de primeras, se observa la alta presencia de los blancos en oficios delante y detrás  de las cámaras.

Pero a parte del conteo de profesionales, pudiera ser que destacados del cine, famosos pertenecientes a alguna minoría realizarán más papeles y la visibilidad de las etnias fuese más proporcional. 

Si contamos las apariciones de actores y actrices en temporadas de series y películas a lo largo del tiempo, se observa que en países occidentales, la presencia de los blancos supera cuotas del 70%. En países como Turquía, China, Japón o la India la presencia de blancos pasa a un segundo plano, algo que era de esperar.

Sin embargo, repasando los datos de EEUU, se aprecia un cambio sustancial en la tendencia de la visibilidad de los afroamericanos que se asemeja más a los porcentajes de la población negra en el país. Algo distinto ocurre con los latinos, que siguen estancados en un 8% desde hace varios años a pesar de tener una población superior a la afroamericana.

¿Existe concentración de nodos por la etnia a la que pertenecen? ¿La etnia determina el género cinematográfico en el que un actor se centra?

Del mismo modo que anteriormente hemos visto concentraciones de puntos dentro del grupo de habla inglesa debido al género especializado de cada profesional. ¿La etnia puede ser un elemento determinante en las posiciones de los nodos?, es decir, ¿los negros hacen mayoritariamente películas con negros y los blancos hacen mayoritariamente películas con blancos?

Responder a esta pregunta no es tarea fácil con los datos recogidos de SensaCine. Viendo el grafo, se aprecia muy ligeramente concentraciones de nodos de misma etnia pero otras variables como el año de nacimiento o el número de series realizadas parecen ser más determinantes en las posiciones de los puntos. Además, pudiera ser que estuviese correlacionada con el género principal del profesional y sea esta última variable mucho más importante.

Así pues, en este último gráfico, se observa en qué géneros cinematográficos se especializan más profesionales de diferentes etnias. En películas de acción existe una mayor diversidad étnica y en el género Western se intuye que la presencia de latinos hispanos es mayor proporcionalmente.  Sin olvidar que se trata de una muestra pequeña de la que igual no se puede hacer afirmaciones tan rotundas.

Metodología:

La base de datos de SensaCine se ha generado mediante Scraping. Se recogieron datos de la filmografía, la biografía y las colaboraciones de cada profesional.

Los profesionales con doble nacionalidad se han tenido en cuenta en el primer mapa de profesionales por países.

La asignación del país de origen para los profesionales que tienen doble nacionalidad, se ha considerado como dato nulo en el grafo. Representa un 2.5% del total.

La librería de detección de etnias se llama deepface . Es capaz de resolver tareas como el reconocimiento de una persona concreta sobre un set de imágenes. También predice la edad, su emoción, su género y su etnia en base a los elementos del rostro. En la tarea específica de la detección de la etnia, en la documentación afirman obtener una precisión del 95% pero al estar las clases desbalanceadas, es más clarificador la matriz de confusión. 

Vista la matriz de confusión, las predicciones daban una probabilidad de pertenencia a una de las clases. Para la asignación de una etnia al rostro de un profesional se probó con umbrales del 30% y 50% y se pudo verificar que las proporciones entre etnias no se veían afectadas a pesar de tener menos muestra pero mayor garantía.

En el hipotético caso en que un actor o actriz en un mismo año apareciese en una serie y en una película, se ha contabilizado dos veces en el gráfico de presencia de etnias por países. 

Rubén Rodríguez Casañ
Futuro sociólogo pero por ahora peón de ajedrez. Trabajo en Aquaservice como analista de datos.